Acciones de Telmex

¿Conoces el valor de tus acciones?
¿Cuanto valen las Acciones de Teléfonos de México?

Realiza una solicitud de cotización con BURSAMEX Click Aquí
Comparte en Facebook y Twitter:
 
 

Bicentenario: la historia de cómo nace un banco

Compartir en redes sociales:
Fecha: 2012-08-29 12:36:07
Somos Bursamex, pero nos conocen como Asesores de Bolsa. Esta es mi página principal: . Nuestras Oficinas estan en CD de México y trabajamos como Asesores de Acciones de Telmex en Bursamex.
El sistema financiero tendrá un nuevo participante, un banco especializado en dar crédito a pequeñas y medianas empresas dedicadas al comercio exterior. Nació como unión de crédito y ahora se reinventa para ofrecer más productos a los usuarios: tarjetas de crédito, cuentas de ahorro, cuenta de cheques y crédito de nómina, son sólo algunos servicios que el Banco Bicentenario ofrecerá a partir de octubre.

La idea de convertirse en banco surge en 2010, de ahí el nombre de \'Bicentenario\', aunque los retos, tropiezos, logros y triunfos llevan 39 años de historia. Recuerdos que son algo más que anécdotas, son contados por uno de sus precursores: Ignacio Landa, director general de lo que aún es la Unión de Crédito Nuevo Laredo.

Su afición son los barcos a escala porque lo hacen imaginar aventuras a bordo, aunque confiesa que los barcos de verdad le provocan mareos. Su oficina, adornada con barcos a escala, resguarda el espacio donde las ideas de sumergir y navegar contra corriente emergen para concretar lo que en 2010 sólo era un sueño: ser banco.

El camino fue largo, el trabajo fue arduo, iniciar un banco desde una intensión de proyecto hasta verlo ya esquematizado en alguno de sus aspectos, toma mucho tiempo, reconoce Landa.


Al mal tiempo, buenas decisiones

Es 1973, año en el que nace la Unión de Crédito Nuevo Laredo. Su intensión es clara: otorgar financiamiento a un segmento que no es atendido por ninguna entidad financiera. Ese nicho de mercado son los productores de la parafina, materia prima con la que se hacen velas y veladoras.

El tiempo pasa. Es 1989, fecha en la que se incorpora un nuevo personaje que escribiría una parte importante de la historia de Nuevo Laredo. Ignacio Landa se forma a las filas de esta entidad financiera, tras pasar 18 años en el Banco del Atlántico, donde era director de operación.

Transcurren 6 años de la entrada de Landa a la institución. México atraviesa una etapa de crisis económica, bancos y entidades financieras sufren las consecuencias: poca liquidez, falta de solvencia y baja rentabilidad. Nuevo Laredo no salió ilesa.

Las autoridades financieras ofrecen un crédito de apoyo a las entidades para recuperar su solvencia. El Programa de Recuperación de Cartera, que otorga Nacional Financiera (Nafin), incluye una tarjeta que puede ser canjeada por las instituciones de crédito para obtener el apoyo.

Ignacio Landa, como director general de la entidad, toma una decisión: Nosotros decidimos no utilizar el fondeo de Nacional Financiera, las tarjetas se guardan en una caja fuerte y no las utilizamos.

Esa fue la decisión inteligente, dice Landa tras recordar esos momentos difíciles de la empresa.


El viento cambió de dirección

De vuelta a 2012, Landa recuerda desde su oficina las consecuencias que implicó para la institución financiera rechazar el apoyo de Nacional Financiera. Aunque los primeros meses representaron una marea fuerte, dice, Nuevo Laredo logró salir a flote.

En 1997, con la apertura del Tratado de Libre Comercio (TLC), las diferentes industrias podían hacer sus importaciones de manera directa, lo que llevó a Nuevo Laredo a ya no canalizar las necesidades de materia prima de los productores de parafina. Fue en ese momento que la Unión de Crédito decidió vender sus acciones y enfocarse en otro mercado: los agentes aduanales.

Salió un grupo interesado, que fueron los agentes aduanales, que por la misma relación de nuestras importaciones con la parafina ya tenían antecedentes de la Unión y adquirieron las acciones, explica.

La Unión comenzó un nuevo milenio con un nicho de mercado diferente, pero sin saber que años después su destino cambiaría de dirección.

Convertimos a la Unión en una muy especializada en el sector aduanal. Aprobamos líneas de crédito para equipamiento, tanto de instalaciones como de equipo de oficinas, para apoyar a los transportes y buscamos otros servicios financieros que apoyaran a los agentes, afirma.

Más de una década sirvió para darle a Nuevo Laredo la experiencia suficiente en comercio exterior. Ahora, la meta era más grande. Llegó el momento en que vimos la oportunidad de otorgar más servicios financieros al sector y expandirnos como banco de nicho.


De Unión a Banco

La oportunidad para abrirse a otros horizontes estaba presente. Autoridades y legisladores modificación la Ley de Instituciones de Crédito para abrir la posibilidad de que una unión de crédito se convirtiera en banco de nicho, con el objetivo de expandir el crédito.

Esta oportunidad la aprovechó Nuevo Laredo. En 2009, comenzaron el cabildeo con miembros de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), además de buscar asesoría con especialistas en el tema para analizar los requisitos, costos y oportunidades que esto podría tener en su negocio.

En 2010, el Consejo de Administración de la Unión decidió iniciar el proceso para constituir un banco de nicho y lo denominó Banco Bicentenario.

El camino hacia el destino final requería de:

• Elaborar 25 manuales corporativos.
• Elaborar 70 manuales de procesos técnicos y administrativos.
• Planear aplicaciones de seguridad, operación y evaluación de riesgos.
• Invertir 120 millones de pesos para equipos, instalaciones y sucursales.


Es muy costoso, el equipamiento que tienes para una unión de crédito es muy bajo, en materias de sistemas lo único que necesitas es un eficiente sistema del control de crédito, pero como banco ya necesitas más sistemas, aclara.

El cambio sería drástico y modificaría los servicios que ofrece la entidad. Como unión de crédito, los servicios son: crédito, captación vía préstamo de socios y compra-venta de dólares. Como banco, las operaciones son más extensas: dar crédito al consumo, hipotecas, créditos simples, crédito vía nómina, dar tarjeta de crédito y abrir cuentas de cheques.

Todo sacrificio trae recompensas, una de ellas es aumentar el nivel de colocación de crédito y tener más clientes. Hasta el cierre de 2011, la unión de crédito Nuevo Laredo colocó 900 millones de pesos, con una derrama de 697 socios. Las expectativas de Landa en los próximos 5 años es que la colocación de crédito se incremente hasta llegar a 3,500 millones de pesos con un total de 1,500 clientes.


Mercado para todos

En 2011, los integrantes del Consejo de Administración de Nuevo Laredo cumplieron con los requisitos solicitados por la autoridad para incursionar en la banca. Fue hasta el 20 de julio de 2012 cuando la CNBV autorizó su registro para operar como banco de nicho.

El camino estaba trazado, el barco levó anclas y comenzó a avanzar. Lo primero fue realizar las pruebas correspondientes a los sistemas para evitar fallas en la operación. Se hicieron 11,500 pruebas, lo que dejó tranquilo a Landa para continuar.

La última parada antes de comenzar a operar es que miembros de la CNBV acudan a las oficinas del banco para hacer una revisión de los sistemas de seguridad. Eso no asusta a Landa.

Nos sentimos bastante listos en la conclusión de toda la etapa de los sistemas que hemos instalado, lo cual nos permite tener seguridad en que ya venga la autoridad a revisarnos.

La revisión está contemplada antes de que concluya septiembre para que el banco pueda comenzar sus operaciones en octubre. En el primer año, esperan abrir 3 sucursales en Distrito Federal, Veracruz y Nuevo Laredo. Para el quinto año se abrirán 7 más en Manzanillo, Reynosa, Michoacán, Mexicalli, Guadalajara, entre otras sedes.

Nuevo Laredo es la primera unión de crédito que se convierte en banco, aunque no será la única. Eso lo sabe Landa, quien más que temer por mayor competencia, alienta a otros jugadores para que den el paso y atiendan la necesidad de crédito en México.

Trabajo hay para todos, mercado hay para todos y te aseguro que lo que falta en este país es dinero para derramar en crédito.
¿Quieres saber cuanto valen tus Acciones de Telmex? Llámanos
Llamanos: 01 (800) 7107241
USA/Canada Toll Free: 1-888-575-7564
Con gusto te ayudamos
 
 
Bursamex Asesores de Acciones
 
 
Con el uso de los simuladores podrá aprender y practicar el proceso de realizar inversiones, con lo...
Leer tema completo
Como invertir en la bolsa de valores. Para tener mas posibilidades de éxito al invertir en la bols...
Leer tema completo
El Análisis de Bolsa, o también conocido como análisis bursátil, se trata de realizar un estudio...
Leer tema completo
Jóvenes hacen crecer el comercio online Los usuarios de Internet entre los 12 y 25 años son el se...
Leer tema completo